Los ordenadores de sobremesa HP proporcionan innumerables ventajas, debido a que son ordenadores que garantizan una mayor estabilidad, comodidad y ergonomía para el usuario. Tres aspectos que precisamente los diferencian de los ordenadores portátiles convencionales.

Los ordenadores de sobremesa HP en general se caracterizan por ofrecer una gran capacidad de almacenamiento. Y, en caso de necesitar un poco más, solo habría que integrar un disco duro más grande. La posibilidad de incluir nuevos componentes o mejorar los ya existentes es otra de las grandes bazas de estos equipos.

Un ordenador de sobremesa HP presenta muchas más posibilidades respecto a prestaciones que un ordenador portátil HP. Por una parte, al disponer de una caja de mayor tamaño, es posible instalar ‘hardware’ de mejores prestaciones que en el caso de los ordenadores portátiles que cuentan con un espacio restringido. Un ordenador de sobremesa HP es posible abrirlo con facilidad para sustituir piezas o mejorar cualquiera de sus componentes sin temor a que no exista espacio suficiente. Además, las torres PC HP nos proporcionan una gran variedad de combinación de periféricos. La relación calidad-precio de un mismo componente siempre será mejor en el caso de los ordenadores de sobremesa que en el de un ordenador portátil.

Consejos para elegir un ordenador de sobremesa HP adecuado

Elegir el ordenador de sobremesa HP adecuado para satisfacer tus necesidades durante los próximos años puede ser una decisión abrumadora debido a la gran selección de modelos existentes, tanto en los escaparates de las tiendas físicas como en las tiendas online. A continuación tienes información y algunos consejos para comprar el ordenador de sobremesa HP adecuado.

Dependiendo de tus necesidades puedes optar por una potencia o u otra. Estos son los principales componentes que debes tener en cuenta para comprar un ordenador de sobremesa HP.

Presupuesto

En la actualidad es posible encontrar PCs de sobremesa completos con procesador básico, 8GB de RAM, disco duro SSD y periféricos (pantalla, teclado y ratón) por menos de 500 Euros. En cambio, las torres de sobremesa con Intel Core i7, 16GB de RAM, tarjeta gráfica dedicada de 6GB y almacenamiento SSD, por norma general cuestan más de 1000 Euros. Los ordenadores de sobremesa de última generación con procesador Intel Core i9 rondan los 1500 Euros o más.

Procesador CPU

Uno de los principales componentes de un ordenador de sobremesa es el procesador o CPU. AMD e Intel, los dos mayores fabricantes de procesadores para PC, ofrecen chips de formato de escritorio y chips de clase de ordenador portátil a los fabricantes de sistemas. Por ejemplo, verás el Core i7 de Intel tanto en portátiles como en ordenadores de sobremesa, pero tener una CPU grande de escritorio proporciona una gran diferencia de rendimiento debido a su tamaño.

Un procesador para un ordenador de sobremesa proporciona mayor potencia para trabajos complejos de creación de contenido, juegos de PC, visualización o edición de video en 1080p y 4K.

La mayoría de ordenadores de sobremesa ‘all in one’ y ‘mini PC’ utilizan los mismos tipos de CPU eficientes y de funcionamiento más frío que encontrará en los ordenadores portátiles. Una CPU pequeña puede tener el mismo número de núcleos de procesador que su contraparte de escritorio (los chips de cuatro y seis núcleos son los más comunes en ambos), pero su consumo máximo de energía a menudo será mucho menor.

El procesador de moda Intel Core i7 proporciona alto rendimiento. Combinado con bastante RAM, almacenamiento SSD y una buena gráfica, puede con prácticamente todo. Los equipos con CPU Intel Core i5 o AMD Ryzen 5 son lo suficientemente óptimos a la hora de realizar tareas básicas, pero no son capaces de mover aplicaciones de altas prestaciones y videojuegos modernos con soltura. Dicho esto, la mayoría de compradores de PC de sobremesa se sentirán bien con procesadores de menor potencia para el trabajo diario y un poco más. Obtén una CPU Intel Core i7 o AMD Ryzen 7 para juegos o tareas de altos requisitos y un Intel Core i9 en el caso de buscar el mayor rendimiento posible para tareas exclusivas.

Tarjeta Gráfica GPU

La tarjeta gráfica puede ser otro elemento determinante a la hora de adquirir un ordenador de sobremesa. Estas tarjetas gráficas se encargan de convertir los datos digitales en un entorno gráfico que podemos visualizar a través de la pantalla. En este sentido, deberíamos optar por tarjetas gráficas que tuviesen un mínimo de 2 Gigas de RAM y que estén dotadas de salidas de vídeo con las últimas tecnologías como HDMI. Los modelos de Nvidia y AMD se disputan el mercado de las tarjetas gráficas con una ligera ventaja en cuanto a calidad para Nvidia.

Memoria RAM

La memoria RAM es un tipo de memoria que utiliza el procesador para volcar de forma temporal cálculos para hacer funcionar las aplicaciones. Con los años la calidad ha ido mejorando bastante, y a día de hoy es fácil encontrar una memoria RAM a un precio bastante asequible. Si vamos a usar un ordenador para lo básico, con 4 GB tenemos suficiente. Los más exigentes obtendrán un buen rendimiento con 16 GB, y finalmente, 32 GB o más para usos profesionales, la cantidad puede variar en función de la tarea que vayamos a realizar.

A la hora de ampliar la RAM de un ordenador de sobremesa, tenemos que fijarnos bien si tenemos ranuras libres en la placa base. Normalmente los equipos de mesa vienen con un hueco libre para meter más. Fíjate siempre que el tipo de memoria RAM debe ser el mismo que el aceptado por la placa base.

Capacidad Disco Duro

Continuamos con otro factor fundamental: el almacenamiento interno. Allí es donde se aloja toda la información de nuestro ordenador, incluyendo el sistema operativo y sus aplicaciones. En el caso de los discos duros tradicionales deberemos fijarnos en la velocidad de escritura. Este dato nos indica, en revoluciones por minuto, la velocidad de giro de los platos utilizados para almacenar la información. En principio con 5.400 RPM tenemos suficiente para el uso cotidiano pero si podemos conseguir mayor velocidad mucho mejor.

Actualmente los discos duros se están quedando algo desfasados. La tecnología SSD, que almacena la información en rapidísimos chips de memoria de estado sólido, ofrece una velocidad muy superior y tiempos de acceso fulgurantes sin ruido alguno. Un sistema operativo o un juego instalado en una unidad SSD arranca muchísimo más deprisa que en un disco duro, hasta el punto de que simplemente cambiando este componente un ordenador viejo puede rejuvenecer mágicamente.

El mayor problema de las unidades SSD es que son un poco más costosas. La recomendación actual es utilizar un disco SSD si no se van a almacenar mucha información y añadir un disco duro tradicional de gran capacidad como unidad secundaria para los datos más pesados, como grandes colecciones de música y películas. La mayoría de los usuarios tienen bastante con una SSD de 256 GB. Un consejo: si cogéis un disco duro de mucha capacidad, haced dos particiones para separar los archivos del sistema de los datos personales tipo fotos y música. Os evitaréis más de un disgusto.

Placa base

No nos solemos fijar mucho en este componente, pero es uno de los principales, ya que en función del modelo nos permitirá montar un tipo de procesador, cierta cantidad de memoria RAM, la clase de tarjeta gráfica y otros componentes como discos duros de alta capacidad o varios disipadores para refrigerar el interior de nuestra CPU.

Mejores Ordenadores de Sobremesa HP

En stock
HP Pavilion Gaming TG01-1001ns - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5-10400F, 8 GB RAM, 256 GB SSD y 1 TB HDD, GeForceGTX 1650, sin Sistema operativo) Negro sombreado
  • Procesador Intel Core i5-10400F (frecuencia base de 2.9 GHz, hasta 4.3 GHz con tecnología Intel Turbo Boost, 12 MB de caché L3, 6 núcleos)
  • Memoria RAM de 8 GB (1 x 8 GB)
  • Disco SSD de 256 GB PCIe NVMe M.2 y HDD SATA de 1 TB 7200 rpm
  • Tarjeta grafica NVIDIA GeForce GTX 1650 (GDDR5 de 4 GB dedicada)
  • Sin sistema operativo

En stock
Hp Elite 8300 - Ordenador de sobremesa + Monitor 24'' (Intel Core i5-3470, 8GB de RAM, Disco de 240 SSD+ 500GB HDD, Lector DVD, WiFi,Windows 10 Pro 64) (Reacondicionado)
  • Procesador Intel Core i5-3470 - 3,20 GHz
  • Monitor Nuevo 24''
  • Almacenamiento de 240GB SDD + 500GB HDD
  • Memoria RAM 8GB DDR3
  • Sistema Operativo: Windows 10 PRO

En stock
HP Desktop - M01-F1005ns - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5-10400, SDRAM DDR4-2666 de 8 GB, SSD de 512 GB PCIe NVMe M.2, Intel HD Graphics 630, Windows 10 Home 64) Negro
  • Procesador Intel Core i5-10400 (frecuencia base de 2,9 GHz, hasta 4,3 GHz con tecnología Intel Turbo Boost, 12 MB de caché L3, 6 núcleos)
  • Memoria SDRAM DDR4-2666 de 8 GB (1 x 8 GB)
  • SSD de 512 GB PCIe NVMe M.2
  • Gráficos Intel HD Graphics 630
  • Sistema operativo Windows 10 Home 64

Ordenadores de Sobremesa HP Baratos

En stock
HP EliteDesk 800 G1 - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5-4570, 16GB de RAM, Disco SSD 240GB, Lector DVD, Windows 10 Pro ES 64) - Negro (Reacondicionado)
  • Procesador: Intel Core 4570 3200MHZ
  • Memoria RAM de 8 GB, de tipo DDR3
  • Disco Duro de 240 GB SSD
  • Lector: Si
  • Sistema Operativo: Windows 10 Profesional

En stock
HP All-in-One 20-c406ns - Ordenador de sobremesa 19.5" FullHD (AMD A4-9125, 4GB RAM, 1TB HDD, AMD Radeon R3, Sin sistema operativo), teclado QWERTY Español y ratón, color blanco
  • Pantalla de 19.5 pulgadas FullHD, 1920x1080 pixels
  • Procesador AMD A4-9125
  • Memoria RAM de 4GB DDR4
  • Almacenamientio HDD de 1TB 7200rpm
  • Tarjeta gráfica integrada Radeon R3
  • Sin sistema operativo

En stock
HP EliteDesk 800 G1 - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5-4570, 16GB de RAM, Disco SSD de 240GB+500 HDD, Lector DVD, Windows 10 Pro ES 64) - Negro (Reacondicionado)
  • Procesador Intel Core i5-4570/3.2 Ghz
  • Memoria RAM de 16GB, de tipo DDR3
  • Almacenamiento de 240GB SSD+ 500GB HDD
  • Sistema operativo Windows 10 Pro
  • Lector DVD

Marcas de Ordenadores de Sobremesa

Más tipos de Ordenadores de Sobremesa