Los Ordenadores Apple Sobremesa son reconocidos por proporcionar un alto rendimiento y una gran fluidez para cualquier tipo de usuario. Si bien los ordenadores de sobremesa Apple tienen un hueco para los diseñadores gráficos, también son utilizados para muchos usos profesionales.

Existen dos formatos: el Apple iMac de 21 pulgadas y el Apple iMac de 27 pulgadas. Dependiendo del uso que vayas a realizar te decantarás por uno o por otro, disponiendo cualquiera de los dos ordenadores unas altísimas prestaciones.

Por medio de sus posibilidades de personalización, actualización y potencia, el ordenador de sobremesa Apple es el formato por excelencia para el diseño gráfico y uso profesional, no obstante también hay consumidores que apuestan por el clásico ordenador de escritorio para tareas más básicas como navegar por internet u ofimática.

A pesar de la evolución de los innovadores dispositivos los ordenadores de sobremesa siguen siendo muy útiles y en la mayoría de situaciones, los más potentes. Si estás valorando comprar un ordenador de sobremesa Apple, te enseñamos los consejos que debes tener en cuenta para adquirir el ordenador Apple de sobremesa que mejor se adapte a tus necesidades.

Consejos para elegir un ordenador de sobremesa Apple adecuado

La controversia es saber qué modelo de ordenador Apple se adapta mejor a ti. Aquí hemos reunido la selección de los mejores ordenadores de sobremesa en todas las formas, tamaños, potencias y precios de internet para asegurarnos de que descubras el ordenador con el que estarás encantado. Ya sea que tengas un presupuesto ajustado o dinero para gastar, hay un modelo para ti. A continuación tienes información y algunos consejos para comprar el ordenador de sobremesa Apple adecuado.

En base a tus necesidades puedes optar por una potencia o u otra. Estos son los principales componentes que debes tener en cuenta para comprar un ordenador de sobremesa Apple.

Presupuesto

En el mercado actual es posible encontrar ordenadores de sobremesa completos con procesador básico, 8GB de RAM, disco duro SSD y periféricos (pantalla, teclado y ratón) por menos de 500 Euros. En cambio, las torres de sobremesa con Intel Core i7, 16GB de RAM, tarjeta gráfica dedicada de 6GB y almacenamiento SSD, generalmente cuestan más de 1000 Euros. Los ordenadores de sobremesa de última generación con procesador Intel Core i9 rondan los 1500 Euros o más.

Procesador CPU

Uno de los principales componentes de un ordenador de sobremesa es el procesador o CPU. AMD e Intel, los dos mayores fabricantes de procesadores para PC, ofrecen chips de formato de escritorio y chips de clase de ordenador portátil a los fabricantes de sistemas. Por ejemplo, verás el Core i7 de Intel tanto en portátiles como en ordenadores de sobremesa, pero tener una CPU grande de escritorio proporciona una gran diferencia de rendimiento debido a su tamaño.

Un procesador para un ordenador de sobremesa dispone de mayor potencia para trabajos complejos de creación de contenido, juegos de PC, visualización o edición de video en 1080p y 4K.

La mayoría de ordenadores de sobremesa ‘all in one’ y ‘mini PC’ utilizan los mismos tipos de CPU eficientes y de funcionamiento más frío que encontrará en los ordenadores portátiles. Una CPU pequeña puede tener el mismo número de núcleos de procesador que su contraparte de escritorio (los chips de cuatro y seis núcleos son los más comunes en ambos), pero su consumo máximo de energía a menudo será mucho menor.

El procesador de moda Intel Core i7 brinda alto rendimiento. Combinado con bastante RAM, almacenamiento SSD y una buena gráfica, puede con prácticamente todo. Los equipos con CPU Intel Core i5 o AMD Ryzen 5 son lo suficientemente buenos a la hora de realizar tareas básicas, pero no son capaces de mover aplicaciones de altas prestaciones y videojuegos modernos con soltura. Dicho esto, la mayoría de compradores de PC de sobremesa se sentirán bien con procesadores de menor potencia para el trabajo diario y un poco más. Obtén una CPU Intel Core i7 o AMD Ryzen 7 para juegos o tareas de altos requisitos y un Intel Core i9 en el caso de buscar el mayor rendimiento posible para tareas exclusivas.

Tarjeta Gráfica GPU

El segundo elemento más importante a la hora de comprar un PC de sobremesa es la GPU o tarjeta gráfica. Los creativos profesionales y los gamers deben investigar un poco y descubrir qué GPU discreta es lo suficientemente buena para ejecutar su software o juego gaming favorito. Incluso si no eres un jugador o creador de contenido, tener gráficos discretos puede ser bastante beneficioso, con más aplicaciones que vuelcan parte del trabajo pesado del procesador a la GPU. Una tarjeta gráfica decente puede ayudar a acelerar algunas tareas donde está habilitada la aceleración por GPU.

Pero aunque las tarjetas gráficas pueden ayudar en algunas tareas, su función principal es para jugar, y si no lo haces, no necesitas gastar mucho en una gráfica grande y potente, especialmente porque pueden convertirse en el componente más costoso del ordenador junto al procesador. Las tarjetas gráficas de 2 GB será suficiente para tareas básicas, con una tarjeta de 4 GB para gaming y con 8 GB nos garantizará un funcionamiento más fluido durante los próximos dos años.

Memoria RAM

La memoria RAM, al igual que el procesador, el tipo de disco duro y la tarjeta gráfica, aumentan la fluidez del sistema y el rendimiento del PC. 8GB es más que suficiente para la mayoría de usuarios y 4GB es una cantidad decente para tareas normales. Las memorias de 16GB y 32GB de RAM son rangos propicios para tareas de altos requisitos que requieren mayor potencia.

Capacidad Disco Duro

Continuamos con otro factor fundamental: el almacenamiento interno. Allí es donde se aloja toda la información de nuestro ordenador, incluyendo el sistema operativo y sus aplicaciones. En el caso de los discos duros tradicionales deberemos fijarnos en la velocidad de escritura. Este dato nos indica, en revoluciones por minuto, la velocidad de giro de los platos utilizados para almacenar la información. En principio con 5.400 RPM tenemos suficiente para el uso cotidiano pero si podemos conseguir mayor velocidad mucho mejor.

Actualmente los discos duros se están quedando algo desfasados. La tecnología SSD, que almacena la información en rapidísimos chips de memoria de estado sólido, ofrece una velocidad muy superior y tiempos de acceso fulgurantes sin ruido alguno. Un sistema operativo o un juego instalado en una unidad SSD arranca muchísimo más deprisa que en un disco duro, hasta el punto de que simplemente cambiando este componente un ordenador viejo puede rejuvenecer mágicamente.

El mayor problema de las unidades SSD es que son un poco más costosas. La recomendación actual es utilizar un disco SSD si no se van a almacenar mucha información y añadir un disco duro tradicional de gran capacidad como unidad secundaria para los datos más pesados, como grandes colecciones de música y películas. La mayoría de los usuarios tienen bastante con una SSD de 256 GB. Un consejo: si cogéis un disco duro de mucha capacidad, haced dos particiones para separar los archivos del sistema de los datos personales tipo fotos y música. Os evitaréis más de un disgusto.

Placa base

No nos solemos fijar mucho en este componente, pero es uno de los principales, ya que en función del modelo nos permitirá montar un tipo de procesador, cierta cantidad de memoria RAM, la clase de tarjeta gráfica y otros componentes como discos duros de alta capacidad o varios disipadores para refrigerar el interior de nuestra CPU.

Mejores Ordenadores Apple Sobremesa

En stock
Apple iMac 27 pulgadas (pantalla Retina 5K, procesador Intel Core i5 de cuatro núcleos a 3,5 GHz) (Modelo precedente)
  • Pantalla Retina 5K de 27 pulgadas (en diagonal) con resolución de 5.120 por 2.880
  • Diseño de 5 mm de grosor
  • Procesador Intel Core i5 de cuatro núcleos de séptima generación
  • Gráficos Radeon Pro 570, 575 o 580 (modelo de 27 pulgadas)

En stock
Nuevo Apple iMac Pantalla Retina 5K (de 27 pulgadas, 8 GB RAM, 256 GB SSD almacenamiento)
  • Pantalla Retina 5K de 27 pulgadas (endiagonal) con resolución de 5.120 por 2.880
  • Procesador Intel Core i5 de seis núcleos de décima generación a 3.1 GHz
  • Gráficos AMD Radeon Pro 5500 XT
  • Almacenamiento SSD ultrarrápido
  • Dos puertos Thunderbolt 3 (USB-C)
  • Cuatro puertos USB-A
  • Puerto Gigabit Ethernet
  • Cámara FaceTime HD a 1080p
  • Wifi 802.11ac y Bluetooth 5.0

Ordenadores Apple Sobremesa Baratos

En stock
Nuevo Apple Mac mini (Chip M1 de Apple con CPU de ocho núcleos y GPU de ocho núcleos, 8 GB RAM, 256 GB SSD)
  • Chip M1 diseñado por Apple para llevar el rendimiento de la CPU, la GPU y el aprendizaje automático a nuevas cimas
  • CPU de ocho núcleos con un rendimiento hasta tres veces superior para hacer en un suspiro tareas complejas
  • GPU de ocho núcleos con gráficos hasta seis veces más veloces para acelerar los juegos y apps más exigentes
  • Neural Engine de 16 núcleos para un aprendizaje automático avanzado
  • Memoria unificada de 8 GB para que todo sea rápido y fluido
  • Almacenamiento SSD megarrápido para abrir apps y archivos al instante
  • Sistema de refrigeración avanzado para mantener un rendimiento bestial
  • Wifi de sexta generación para una conexión ultraveloz
  • Dos puertos Thunderbolt/USB 4, un puerto HDMI 2.0, dos puertos USB-A y Gigabit Ethernet
  • macOS con un nuevo diseño y grandes mejoras en Safari, Mensajes y Mapas

En stock
Apple Mac Mini - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5 2.8GHz, 8 GB RAM, 1 TB HDD Fusion Drive, Iris Graphics)
  • Procesador Intel Core i5, Dual-Core 2.8 GHz
  • Sistema operativo instalado: Mac OS X 10.10 Yosemite
  • Memoria RAM de 8 GB LPDDR3 y adaptador gráfico Intel Iris Graphics
  • Tecnologías de conectividad inalámbrica WiFi y Bluetooth

Marcas de Ordenadores de Sobremesa

Más tipos de Ordenadores de Sobremesa