Los Ordenadores Acer Sobremesa destacan por su rendimiento, conectividad y diseño. Actualmente, Acer cuenta con modelos de ordenadores de sobremesa adecuados según el uso, destacando la potencia y el rendimiento en todos sus modelos.

Un ordenador de sobremesa Acer brinda muchas más posibilidades en cuanto a prestaciones que un ordenador portátil Acer. Por una parte, al tener una caja de mayor tamaño, es posible instalar ‘hardware’ de mayores prestaciones que en el caso de los ordenadores portátiles que cuentan con un espacio más reducido. Un ordenador de sobremesa Acer se puede abrir con facilidad para sustituir piezas o mejorar cualquiera de sus componentes sin temor a que no exista espacio suficiente. Además, los ordenadores sobremesa nos ofrecen una mayor cantidad de puertos de conexión. La relación calidad-precio de un mismo componente siempre será mejor en el caso de los ordenadores de sobremesa que en el de un ordenador portátil.

Consejos para elegir un ordenador de sobremesa Acer adecuado

Escoger el ordenador de sobremesa Acer adecuado para satisfacer tus necesidades durante los próximos años puede ser una decisión abrumadora dada la gran variedad de modelos existentes, tanto en los escaparates de las tiendas físicas como en las tiendas online. A continuación tienes información y algunos consejos para comprar el ordenador de sobremesa Acer adecuado.

Dependiendo de tus necesidades puedes optar por una potencia o u otra. Estos son los principales componentes que debes tener en cuenta para comprar un ordenador de sobremesa Acer.

Presupuesto

En la actualidad es posible encontrar ordenadores de sobremesa completos con procesador básico, 8GB de RAM, disco duro SSD y periféricos (pantalla, teclado y ratón) por menos de 500 Euros. En cambio, las torres de sobremesa con Intel Core i7, 16GB de RAM, tarjeta gráfica dedicada de 6GB y almacenamiento SSD, generalmente cuestan más de 1000 Euros. Los ordenadores de sobremesa de última generación con procesador Intel Core i9 rondan los 1500 Euros o más.

Procesador CPU

El procesador o CPU es sin duda el corazón de un ordenador. Este componente es básico y por tanto debemos seleccionar bien cuál cogemos. Un procesador, explicado de forma breve y sencilla, es la parte que se encarga se ejecutar el sistema operativo y las aplicaciones. El rendimiento puede variar bastante según el modelo que cojamos. En las fichas de los procesadores siempre nos encontraremos dos datos: la velocidad y el número de núcleos.

Lo fundamental a la hora de escoger un buen procesador es saber qué uso vamos a darle. Si es un uso de poca intensidad (navegar por internet, escribir documentos) con un procesador Intel Core i3 tenemos suficiente. Si vamos a usarlo para juegos, y de forma más exhaustiva, subir a un chip Intel Core i5 (o uno de los más recientes Ryzen 7 de AMD) es una buena opción. Finalmente, si vamos a realizar un uso más profesional o muy específico, nos conviene escoger un Intel Core i7 de cuatro núcleos o el nuevo procesador Intel Core i9.

Tarjeta Gráfica GPU

El segundo elemento más importante a la hora de comprar un PC de sobremesa es la GPU o tarjeta gráfica. Los creativos profesionales y los gamers deben investigar un poco y descubrir qué GPU discreta es lo suficientemente buena para ejecutar su software o juego gaming favorito. Incluso si no eres un jugador o creador de contenido, tener gráficos discretos puede ser bastante beneficioso, con más aplicaciones que vuelcan parte del trabajo pesado del procesador a la GPU. Una tarjeta gráfica decente puede ayudar a acelerar algunas tareas donde está habilitada la aceleración por GPU.

Pero aunque las tarjetas gráficas pueden ayudar en algunas tareas, su función principal es para jugar, y si no lo haces, no necesitas gastar mucho en una gráfica grande y potente, especialmente porque pueden convertirse en el componente más costoso del ordenador junto al procesador. Las tarjetas gráficas de 2 GB será suficiente para tareas básicas, con una tarjeta de 4 GB para gaming y con 8 GB nos garantizará un funcionamiento más fluido durante los próximos dos años.

Memoria RAM

La memoria RAM es un tipo de memoria que utiliza el procesador para volcar de forma temporal cálculos para hacer funcionar las aplicaciones. Con los años la calidad ha ido mejorando bastante, y a día de hoy es fácil encontrar una memoria RAM a un precio bastante asequible. Si vamos a usar un ordenador para lo básico, con 4 GB tenemos suficiente. Los más exigentes obtendrán un buen rendimiento con 16 GB, y finalmente, 32 GB o más para usos profesionales, la cantidad puede variar en función de la tarea que vayamos a realizar.

A la hora de ampliar la RAM de un ordenador de sobremesa, tenemos que fijarnos bien si tenemos ranuras libres en la placa base. Normalmente los equipos de mesa vienen con un hueco libre para meter más. Recordad siempre que el tipo de memoria RAM debe ser el mismo que el aceptado por la placa base.

Capacidad Disco Duro

Un ordenador de sobremesa normal puede administrar hasta cuatro unidades de almacenamiento o reproducción. El número depende de las capacidades de la placa base. Por norma general, un ordenador de sobremesa suele traer de fábrica un disco duro y una unidad de reproducción-grabación CD/DVD. Cabría la posibilidad de añadir otros dos discos duros u otros dos reproductores. Hoy en día, hay discos duros de hasta 16 tb de capacidad, pero lo normal es que sean de 1 o 2 tb.

Es especialmente interesante aumentar las prestaciones de nuestro ordenador con un SDD. Las memorias SSD (Solid State Drive) son dispositivos de almacenamiento de datos que no tienen partes mecánicas o magnéticas como los discos duros HDD (Hard Disk Drive). Esto permite que el acceso a la información que almacenan sea más rápida y es especialmente conveniente que nuestro sistema operativo y el software que requiera más potencia esté instalado en una memoria SSD. Las capacidades del disco duro suelen ir desde los 256GB SSD a 1 TB.

Recordad, que siempre podéis optar por utilizar unidades externa para volcar información y llevarla con vosotros a cualquier lugar. Si quieres más información sobre discos duros internos y externos.

Placa base

No nos solemos fijar mucho en este componente, pero es uno de los principales, ya que en función del modelo nos permitirá montar un tipo de procesador, cierta cantidad de memoria RAM, la clase de tarjeta gráfica y otros componentes como discos duros de alta capacidad o varios disipadores para refrigerar el interior de nuestra CPU.

Mejores Ordenadores Sobremesa Acer

En stock
Acer Aspire C22-865 - Ordenador de sobremesa todo en uno de 21.5" FHD (Intel Core i3-8130, 4 GB RAM, 1 TB HDD, Windows 10 Home) plata
  • Procesador intel core i3-8130 (2 núcleos, 4 mb cache, 2.20 ghz hasta 3.40 ghz)
  • Memoria ram de 4 gb ddr4, 2400 mhz
  • Disco hdd de 1 tb (5400 rpm)
  • Tarjeta gráfica integrada intel uhd graphics 620
  • Sistema operativo windows 10 home

En stock
Acer Predator G3-710 - Ordenador de sobremesa (Intel Core i7-7700, 32GB RAM, 1TB HDD, Nvidia GTX1050Ti, Windows 10) Negro
  • Capacidad de disco duro: 1000 GB
  • Memoria interna: 32 GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Home

Ordenadores Sobremesa Acer Baratos

En stock
Acer Veriton M2630G - Ordenador de sobremesa (Intel G3220, RAM de 8 GB, SSD de 120 GB, Windows 10, Wi-Fi)
  • Este producto es reacondicionado con certificado de grado A y contiene los accesorios originales o compatibles.
  • Ordenador de sobremesa Acer Veriton M2630G - Intel Pentium Dual-Core G3220 3.0 GHz (3 MB), 8 GB DDR3, disco duro SSD de 120 GB, grabadora de DVD, llave WiFi USB, Windows 10.

En stock
Acer Veriton M2610G - Ordenador de sobremesa (procesador Intel i7-2600 RAM, 4 GB, disco de 500 GB, Windows 10, Wi-Fi)
  • Este producto es reacondicionado con certificado de grado A y contiene los accesorios originales o compatibles.
  • Ordenador de sobremesa Acer Veriton M2610G – Intel Core i7-2600 3,4 GHz (8 MB), 4 GB DDR3, disco duro de 3,5 pulgadas, 500 GB, grabadora de DVD, llave WiFi USB, Windows 10.

Marcas de Ordenadores de Sobremesa

Más tipos de Ordenadores de Sobremesa